Empezando por el final

comparte esto!!


Hola. Os doy la bienvenida a este espacio, donde, casi semanalmente encontraréis consejos, tips, trucos y un poco, o mucho, de mi experiencia opositoril. Y como yo soy así, ya me iréis conociendo, quiero empezar por el final. Por el día en el que nuestro nombre aparezca publicado en el BOE. Desde el día en que comenzamos esta aventura soñamos con ese momento. El momento que nos devolverá a la libertad.

En este proceso se pasan por muchas etapas. Motivación desbocada las primeras semanas, desánimo en verano, con el calor sofocante que te impide dormir y todas tus amigas en la playa o en un avión destino a cientos de kilómetros de casa, agobio las semanas previas al examen, cuando parece que los temas se rehacen solos por la noche porque al ir a repasarlos no recuerdas nada…

En los momentos de desánimo, cuando piensas que igual esto no es para ti, que “madre mía quién me mandaría a mi meterme en este jardín”, quiero que pienses en aquello que vas a hacer cuando apruebes. Más allá de tener un trabajo estable y poder salir a las tres. Me refiero a eso que solo pasará cuando tengas tu plaza bajo el brazo y que no tiene que ver con el futuro profesional. Ese viaje con la persona que quieres, independencia, mudarte a otra ciudad, casarte… Visualiza eso, y aférrate a ello.

A veces estudiar por el simple hecho de tener un trabajo estable, cuando estamos metidos en medio de esta vorágine nos parece insignificante. Tenemos amigos que están en otro tipo de trabajos y viven estupendamente, ¿yo por qué voy a estar haciendo esto para estar un poco mejor? Pero estudiar para poder hacer ese viaje o para poder irte a vivir con tu pareja o para poder formar una familia nos va a motivar más y va a hacer que saquemos fuerzas de donde ahora mismo no encontramos más y sigamos adelante, porque a veces lo sentimental mueve más que lo profesional o laboral.

Por último, para los que os lo estáis preguntando, mi motor es independizarme para comenzar una nueva vida junto a mi chico. Mucho ánimo.

Y con esta reflexión me despido por hoy. Espero que os anime en la recta final del verano y a coger con energía los próximos meses.

Autora: @opoenapuros