EL DESEO, LA FÓRMULA PARA SER CONSTANTE AL ENCARAR UNAS OPOSICIONES

comparte esto!!


Aquellas personas que se van a someter a la preparación de unas oposiciones, desde el individuo más hábil hasta la persona menos inteligente, todas van a desarrollar ciertas inquietudes para enfrentarse al mismo desafío diario.

Aquí entra en juego el deseo, impulsado por la ilusión de sentirse pleno y realizado, hará que alcancemos el éxito ya que nos brindará la posibilidad de hacerlo, porque desear algo de manera ferviente es creer en ello con todas nuestras fuerzas.

El deseo implica que tengamos claras nuestras metas y que nos vayamos sobreponiendo a las circunstancias que vayan sucediendo, entregándonos al cien por cien hasta el final. Todas las personas que han logrado pasar una oposición lo han hecho basándose en la ambición de conseguirlo, no son individuos sobrehumanos o especiales, simplemente han tenido claro su objetivo y han sido constantes, y eso está en la mano de todas las personas.

El deseo hace que nuestras aptitudes personales se desarrollen al máximo potencial, permitiéndonos ser tenaces y reforzando las ilusiones que tenemos por conseguir el aprobado cuando éstas flaquean. El hecho de dejarnos el alma cada hora de estudio y de preparación es lo que nos va a propulsar hacia el triunfo, esa sed de éxito es lo que nos va a llevar a conseguirlo, el constante esfuerzo y el aguante frente al cansancio son nuestras mejores armas para lograrlo.

Al desear pasar unas oposiciones de forma intensa, llevaremos a cabo acciones que nos acercarán poco a poco al aprobado, y sin darnos cuenta estaremos creando hábitos. Los hábitos que tengamos a la hora de encarar el examen serán cruciales, el método de estudio que adoptemos, el entorno en el que nos preparemos, o la manera en que nos levantemos de la cama por la mañana, todos estos aspectos llevarán consigo un progreso esencial, aunque a veces cueste verlo.

Estas formas de actuar no son más que la antesala de la formación de un carácter fuerte, es decir, sin darnos cuenta, estaremos desarrollando una personalidad más trabajadora y aplicada, una personalidad centrada y comprometida con el objetivo.

¡Vaya! Partiendo simplemente desde un deseo interno, hemos llegado a desarrollar una personalidad que nos va a hacer esforzarnos y estar en el camino correcto día tras día, progresando con pequeños pasos, pero de manera continua.

Este camino nos va a crear un destino, en ese momento entenderemos que nuestro destino es aprobar esa prueba oficial, ya que nos lo estamos ganando haciendo lo que toca hacer día tras día, y veremos que no podremos escapar de nuestro destino.

Una vez conseguida la victoria, recordaremos todo el camino con satisfacción, y nos daremos cuenta de que lo que nos hizo lograrlo, fue nuestro ardiente deseo de hacerlo.

Autor: @vic.garcia.ruiz