Ser funcionario

comparte esto!!


Ser funcionario, aunque con matices, es sinónimo de decir empleado público. Ha sido una opción muy demandada siempre, pero desde la Gran crisis de 2008, se ha visto cada vez más, como la mejor opción y a la vista de la crisis por el coronavirus o COVID-19 y las próximas que vendrán, se espera que lo siga siendo.

Pero, ¿Por qué ser funcionario en España? Después de leer este articulo, esperamos resolver todas tus dudas.

Seguridad

Próximos años muy prometedores

El CIS anunció que será necesario ofrecer al menos 1 millón de plazas en los próximos 10 años.

El mundo

¿Por qué? Por la sencilla razón de que tenemos un funcionariado muy envejecido, debido a que la mayor parte de los puestos de las clases pasivas en España, están ocupados por la generación de los «Baby Boomers»

Esta situación , sumada a que en la crisis de 2008, se hizo un recorte en la partida presupuestaria en cuanto a empleo público se refiere, por lo que, pase lo que pase, en los proximos años sera necesario ofertar empleo público.

Funcionarios Públicos

Lo primero que tenemos que saber, es que existen infinidad de puestos diferentes y muchos son desconocidos, para la mayoría.

Si quieres comprobarlo, basta con que visites nuestro buscador de convocatorias para comprobar que hay plazas que jamás hubieses imaginado. Y también, existen diferentes tipos de empleados públicos.

Quiero ser funcionario

Si quieres ser funcionario, es porque conocerás todas las ventajas que tiene ser funcionario .

Muchos opositores, eligen la oposición sin tener en cuenta todas las opciones que existen y sin saber cómo funciona realmente este «mundillo», por lo que se llevan desilusiones y terminan abandonando.

Opositatus, como sabéis, trata de evitar esto a toda costa

Oposiciones más populares

La inteligencia colectiva, en este ámbito puede jugar en nuestra contra, así que debemos conocer qué oposiciones son las más demandadas y sobre todo el ¿Por qué?

Quiero ser funcionario, pero no tengo carrera

Las oposiciones sin titulación universitaria, son las que más número de opositores concentran.

Puedes pensar que es evidente «a menor nivel de estudios requerido, más personas pueden optar a ellas», y es cierto, pero va mucho más allá.

Opositores por necesidad

El paro en España, afecta sobre todo a perfiles sin estudios superiores, en especial a jóvenes, mujeres y mayores de 45 años.

Estas personas con mucho «tiempo libre», optar a una plaza de empleo público, en ocasiones, se convierte en la única y mejor opción.

Son las más «fáciles»

A priori, suelen tener un temario bastante más simple, en comparación a otras oposiciones. Pero esto en ocasiones, puede ser un arma de doble filo. ya que, no se trata solo de aprobar, se trata de conseguir una plaza.

Un ejemplo es el caso de las oposiciones de Correos en las que el temario no parece muy complicado, pero el tiempo medio para conseguir una plaza es de 2 convocatorias y media.

Sirven como puente a puestos superiores

Aquí radica el mayor inconveniente o ventaja de casi todas las oposiciones de nivel inferior. Muchas personas, con perfiles muy cualificados, optan por acceder a la Administración Pública, desde los niveles más bajos, por muchas razones. Un ejemplo muy claro es el de auxiliar administrativo

Empleo Público para perfiles cualificados

Cada vez más universitarios aspiran a ser empleados públicos, como primer empleo.

Además de los que tradicionalmente ansiaban una plaza como empleado público, como ocurre en el caso de las oposiciones de enseñanza o las relacionadas con la Salud. Debido a la paradoja de la empresa privada de querer «Juventud y experiencia» pero priorizando este segundo factor. Muchos recién titulados, se ven forzados a buscar una oposición que se adapte a sus necesidades, si quieren o necesitan trabajar cuanto antes, sin tener que ser becario o trabajar en un puesto que no sea «de lo suyo»

Muchos de ellos optan a plazas de la categoría A, por ser más especializadas y aprovechando la inercia de los estudios universitarios.

Al igual ocurre, con personas que poseen titulación superior y pierden un empleo o no están contentos con las condiciones laborales de la empresa privada.

Mamá, de mayor quiero ser funcionario

Aunque normalmente no es así de literal, lo cierto es que la mayoría de vocaciones que suelen tener los niños – y no tan niños -, están en el ámbito de lo público.

Quizás los ejemplos más claros son las oposiciones idolatradas por los más pequeños son las de policías, enseñanza, Sanidad, Bombero y Fuerzas Armadas.

Pero conforme vamos siendo más mayores, en ocasiones, aparecen intereses como por ejemplo el Derecho, cabe destacar, que esta «afición» facilita la tarea para casi todos los puestos Públicos, pero sin duda las oposiciones de la rama de Justicia, suelen ser la opción preferente.

¿Cómo elegir la mejor oposición?

La mejor forma de elegir la mejor oposición y por ende, conseguir el puesto de empleado público que mejor se adapta a ti, pasa como mínimo por 2 fases o pasos:

  1. Pensar en ti: Elegir una rama y/o tipo de oposiciones que se ajuste a la mayor parte de intereses y aspiraciones que tengas. Muchas personas caen en el error de elegir una oposición pensando que es fácil y la realidad es que no existe ninguna que no requiera sacrificio, por lo que debemos meditarlo con calma.
  2. Conocer a qué oposiciones puedes optar: Todas las oposiciones tienen requisitos. Si accedes a cualquier oposición en esta web, podrás ver cuales existen para cada caso e incluso, si te registras podrás ver cuales cumples y no cumples de un vistazo y ver todas las oposiciones en las que cumples todos los requisitos. Registrate GRATIS ahora.